Clínicas de fecundación in vitro, reproducción asistida, ayuda a la fertilidad

Clínicas de fecundación in vitro, reproducción asistida, ayuda a la fertilidad

Fecundación in vitro

La Fecundación in vitro se caracteriza porque la unión del óvulo con el espermatozoide (fecundación) se realiza en el laboratorio, es decir, fuera del útero materno. Con esta técnica siempre es necesario realizar una estimulación ovárica mediante Gonadotrofinas vía subcutánea, control ecográfico y control analítico de la hormona estradiol en sangre materna para evaluar la maduración de los óvulos. Lo ideal es conseguir la maduración de unos 8 -10 óvulos para poder tener unas buenas posibilidades de éxito.

Reproducción asistida

Clínica de reproducción asistida esta formada por un equipo que reúne médicos profesionales con más de 20 años de experiencia en Reproducción Asistida junto con embriólogos altamente cualificados con una trayectoria laboral a nivel internacional en países como España, Italia y Estados Unidos y con una larga experiencia en el tratamiento de la infertilidad. Además contamos con un equipo de enfermería y un departamento Internacional especializados y con experiencia en medicina de la reproducción, que os orientarán sea cual sea su nacionalidad.

Estudio de fertilidad

Estudio Básico:

Entendemos como estudio básico el que se realiza a una pareja en la que después de realizar una historia clínica minuciosa no presenten antecedentes previos que nos hagan sospechar en un factor de riesgo determinado que pueda ser causante de la esterilidad, es decir, en parejas aparentemente sanas.

En la mujer el estudio incluye una valoración ecográfica al inicio de un ciclo menstrual para valorar la cantidad de folículos que hay en ambos ovarios y la morfología del útero para descartar patologías como miomas o pólipos. En algunos casos la ecografía debe complementarse con una histeroscopia diagnóstica. Se trata de una prueba que se realiza de en la propia consulta y que nos permite valorar la cavidad interna del útero (endometrio) y tomar muestras biológicas para descartar infecciones crónicas que puedan impedir la implantación del embrión.También se solicita una analítica en sangre básica para evaluar la función ovárica.

En la pareja masculina el estudio incluye un seminograma para valorar la movilidad, la morfología y el número de espermatozoides. Esta prueba necesita que el varón mantenga entre tres y cinco días de abstinencia sexual, y que recoja la muestra mediante masturbación en las condiciones de esterilidad que se le indican.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s